Felipe Ángeles

1 Comentario

En mil novecientos veinte
señores, tengan presente
fusilaron en
a un general muy valiente.

De artillero comenzó
su carrera militar,
y en poco tiempo llegó
a ser un gran general.

El gobierno comprendió
los males que iba a causar,
y mandó que lo persiguieran
pa’ mandarlo a fusilar.

Con veinte hombres que traía
puso cuatro de avanzada,
para ver si no le tendían
una terrible emboscada.

En el cerro de la mora
le toco la mala suerte,
lo tomaron prisionero,
lo sentenciaron a muerte.

El reloj marca las horas
se acerca la ejecución,
preparen muy bien sus armas
y apúntenme al corazón.

Apúntenme al corazón,
no me demuestren tristeza,
a los hombres como yo
no se les da en la cabeza.

Ya con esta me despido
por las hojas de un granado,
aquí termina el corrido
de un general afamado.

1 Comentario (+Añadir un comentario)

  1. Natalia
    Jun 06, 2011 @ 16:35:49

    Hola , disculpen donde puedoo encontrar este corrido pero cancion , osea que se escuche ? es urgente

Deja una respuesta

Debes iniciar sesión para comentar un artículo.